alcachofas

La alcachofa o alcaucil es una hortaliza proveniente de la alcachofera (Cynara scolymus). Esta hortaliza tiene una historia que se remonta más allá del siglo XV, donde fue introducida en la dieta de Francia y era muy consumida por Catalina de Médici, reina de Francia desde 1547 a 1559. La alcachofa tiene su origen en África, pero por su poder llegó a extenderse hasta otros continentes incluyendo América del Norte y América del Sur. Según un mito griego, la primera alcachofa sería creada cuando Zeus, dios del Olimpo decidió transformar a una mujer llamada Cynara en una hortaliza por sus acciones. Es de allí de donde se toma el nombre científico que se le da a la alcachofera.

Sigue leyendo, porque te explicamos en detalle los beneficios de la alcachofa, cómo preparar la alcachofa, sus propiedades y cómo usar alcachofas para adelgazar.

Los alcauciles (o alcachofa) son (como venimos diciendo) una hortaliza que cuenta con data de más de 500 años de antigüedad. Esta hortaliza cuenta con muchas propiedades, lo cual ha hecho que termine siendo usado con fines medicinales muchas veces. Quizás no se trate de la hortaliza más común en los platillos, pero si de una de las más poderosas.

Propiedades de la alcachofa

La alcachofa cuenta con muchísimas propiedades, las cuales como veníamos comentando la convierte en una planta con un poderoso poder medicinal.

Las propiedades de la alcachofa son:

  • Metabólicas: Los alcauciles agilizan el proceso digestivo gracias a su alto contenido de fibra. De hecho, existen medicamentos naturales de extracto de alcachofa con el fin de agilizar el tracto digestivo y reducir problemas estomacales o intestinales.
  • Antioxidantes: Los alcauciles contienen un buen contenido de antioxidantes que retrasan el envejecimiento al eliminar los radicales libres.
  • Desinflamatorias: Los alcauciles también ayudan en la desinflamación de ciertas áreas del cuerpo.
  • Antihistamínico: Los alcauciles son usados regularmente para tratar alergias de ciertos tipos.
  • Hipolipemiante: El alcaucil es perfecto para reducir el colesterol y triglicéridos gracias a su bajo contenido de azúcares y grasas.
  • Dietéticas: Como veníamos comentando, la alcachofa cuenta con muy pocas grasas y azúcares, lo cual lo convierte en el perfecto aliado de una dieta.
  • Medicinales: Desde hace mucho tiempo los alcauciles han sido usados con fines medicinales de diferentes formas.
lampara alcachofa

Beneficios de la alcachofa

Existen muchísimos beneficios de la alcachofa, lo cual ha hecho que existan una gran cantidad de productos basados en sus propiedades curativas. Además, muchos médicos recomiendan ingerir alcauciles para tratar ciertas enfermedades.

A continuación, te dejamos varios beneficios de las alcachofas:

Alcachofas para adelgazar

El alcaucil es perfecto para bajar de peso, ya que cuenta con una baja cantidad de grasas que apenas supera los 0,34 gramos por cada 100 gramos consumidos. Además, su alto contenido de fibra ayuda a agilizar el tracto digestivo, influyendo directamente en la forma en que el cuerpo asimila los alimentos y trata con ellos. También hay estudios donde se trata a las alcachofas como un poderoso saciador de hambre.

Alivio para el estómago

Como veníamos comentando antes, la alcachofa posee una buena cantidad de fibra que regula el tracto intestinal. Además, esta hortaliza es perfecta para aliviar males como la acidez o dolor estomacal. Debido a que no sufrirás por el tracto intestinal evitarás los problemas de estreñimiento o diarrea.

Mantener la piel

Las alcachofas son perfectas para eliminar la grasa, por lo cual pueden ayudar a eliminar problemas cutáneos como el acné, celulitis, dermatitis o eccemas.

Combaten la diabetes y el colesterol

Los alcauciles tienen capacidades para tratar el colesterol y los triglicéridos, combatiendo directamente la diabetes. Además, esta hortaliza contiene un contenido bastante bueno de cinarina, una sustancia que ayuda a reducir el colesterol en el cuerpo.

Igualmente, también algunos estudios han demostrado que esta planta aumenta la resistencia y recuperación de enfermedades vasculares.

Alcachofas para el hígado

El hígado es uno de los principales detoxificantes naturales del cuerpo. La alcachofa se encarga de purificar y proteger el hígado de diversas enfermedades que puedan afectarle.

Alcachofas para el embarazo

Ingerir alcachofas durante el embarazo puede ser muy beneficioso para el bebé, ya que esta hortaliza cuenta con un alto contenido de ácido fólico, vitamina necesaria para el desarrollo del bebé.

Consumir alcachofas con regularidad podría mantener la salud del feto estable.

alcachofas-hervidas

¿Cómo usar alcachofas para adelgazar?

Usar alcachofas para adelgazar es bastante sencillo, solo necesitamos consumirla en las diferentes formas que existen.

A continuación, te detallamos los métodos para usar alcachofas para adelgazar:

  • Batidos: Los batidos son quizás la manera más sencilla de ingerir alcachofas y además aprovechar el agua donde esta se hierve. Puedes realizar batidos de alcachofas y juntarlo con frutos haciendo una bebida deliciosa y nutritiva.
  • Té: El té de alcachofa es una poderosa bebida que se puede ingerir fría o caliente y que solo necesita del agua de las alcachofas y de un toque de limón. Tan simple como económico.
  • Extracto de alcachofas: Comprar extracto de alcachofas también puede ser una opción útil para bajar de peso.

Alcachofas ¿Cómo cocinarlas?

Las alcachofas no son como muchas otras hortalizas que fácilmente sabemos cocinar porque han estado en nuestra mesa. Es por ello que es posible que te preguntes cómo cocinar las alcachofas, pero no es nada del otro mundo.

Para cocinar alcachofas sigue los pasos a continuación:

  1. Toma una tijera o cuchillo y corta las puntas de la alcachofa.
  2. Elige entre la cocción al vapor o hervido en agua salada de las alcachofas y procede a hacerlo. Asegúrate de que sea por unos 30 minutos hasta que estén suaves.
  3. Ahora saca la alcachofa y escúrrela poniéndola al revés.
  4. Arranca las hojas con fuerza y come la parte más clara o ráspala con una cuchara.
  5. Quita las hojas de color más claro del corazón de la alcachofa y quita las hojas afiladas (estrangulador) hasta que llegues al corazón.

Si has seguido bien los pasos tendrás tus alcachofas listas para comer.

Recuerda no tapar la olla donde estás hirviendo tus alcachofas, ya que esto podría hacer que esta hortaliza pierda parte de sus propiedades y se torne de un color oscuro.

¿Cómo preparar la alcachofa? ¿Hervida o cruda?

Si bien la forma más popular de ingerir alcachofas es haciéndolo cuando están hervidas, no necesariamente es la única. Cuando estamos en la cocina es importante probar diferentes opciones para sacarle todo el jugo a los alimentos.

No es necesario hervir, hornear o freír la alcachofa, ya que también puede ser consumida cruda sin problemas. Esta hortaliza no presenta ningún problema para ingerirlo en crudo, de hecho, los alcauciles crudos pueden llegar a contener una mayor cantidad de vitaminas y minerales que hervidos.

Comprar alcachofa ¿Dónde puedo hacerlo?

La alcachofa es una hortaliza sencilla de encontrar en la mayoría de países, ya que se encuentra en todos los continentes. Con suerte, podrás comprar alcachofa fácilmente desde una gran diversidad de tiendas naturistas y supermercados.

En el caso de que desees comprar ampolletas de alcachofa o algún otro producto derivado de alcachofas es más probable que lo encuentres en Amazon.

 

Cerrar menú